Saltar al contenido

Incoterms: Conoce las reglas del comercio internacional

Si vas a realizar alguna compra compra en el extranjero o quieres empezar a enviar internacionalmente con tu empresa, deberás conocer qué son los incoterms, los tipos que hay, su regulación y su estado actual en el comercio internacional. ¡Vamos con ello!

¿Qué son los incoterms?

 

Los Incoterms (fusión de las palabras inglesas International Commercial Terms, o lo que es lo mismo, términos internacionales de comercio) son un conjunto de reglas establecidas a nivel internacional que son las responsables de determinar las condiciones de entrega de las mercancías o productos con los que se comercializa.

Así, mediante el uso de incoterms se pretende regularizar los costes de las transacciones para que tanto comprador como vendedor sepan cuáles son sus responsabilidades y en consecuencia el transporte y la entrega del producto sea lo más seguro posible.

Incoterms de 2010

 

Los Incoterms fueron publicados por primera vez en 1936 y han ido cambiando con el paso de los años, renovándose según se iban añadiendo nuevas reglas a las prácticas comerciales. Las últimas modificaciones que se realizaron fueron en 2010.

En esta modificación, se suprimieron algunos Incoterms de los últimos que había hasta ese momento (Incoterms del 2000) y se añadieron dos nuevos que entraron en vigor en enero de 2011.

Los incoterms de 2010 son las últimas reglas de regulación del comercio existentes, así pues, a fecha de 2018, estos incoterms son los que tienen vigencia, pero ¿Cómo debemos utilizar estos incoterms?

¿Cómo utilizar los Incoterms de 2010?

 

En primer lugar, es importante que quede claro en el contrato de venta convenido, que se indique cuál es el tipo de Incoterm que se va a utilizar, el lugar o el puerto de destino de las mercancías a transportar y, a continuación, añadir siempre “Incoterms 2010”, para que quede constancia que se ha realizado siguiendo estas reglas.

Después, y en relación con el Incoterm que se vaya a utilizar, es muy importante saber que estamos escogiendo el correcto, pues este será parte activa a la hora de que ambas partes hagan efectivo el contrato de comercio.

En este sentido, para hacer una buena elección de Incoterm hay que tener en cuenta factores como:

  • Organización interna de las empresas que lleven a cabo la negociación
  • Medio que vaya a utilizar el transportista para la carga y la descarga del material a comercializar.
  • Tipo de servicio se desea ofrecer al cliente (o qué queremos recibir del proveedor)
  • ¿Que tipo de Incoterm está utilizando la competencia? ¿Es lo habitual en el sector?

 

Por supuesto, otro aspecto a no perder de vista es que siempre el Incoterm elegido debe ser apto para las mercancías que se van a transportar y para el medio que se va  a utilizar.

Siempre hay que procurar que tanto la parte que lleva a cabo la exportación como la que se encarga de la importación precisen, en la mayor medida que les sea posible, cuál será el lugar donde se descarguen las mercancías. Si el lugar de entrega  no es el mismo que el de destino, hay que señalarlo también de la forma más clara posible.

También, tenemos que tener muy presente que hay que conocer a la perfección qué significa cada tipo de Incoterm y qué implicaciones tiene para poder escoger el que más se adecua a la transacción que se va a realizar.

 

¿Cuál es la función de los Incoterms?

 

Como hemos ido comentando a modo de breves pinceladas en este artículo, la función de un Incoterm es la de regular los usos y costumbres del comercio internacional a fin de que los términos del mismo queden claros a ambas partes participantes en una transacción.

Así, estos cumplen la función de definir los gastos de los portes desde el almacén que contiene la carga hasta la fábrica o el lugar de destino que fije el cliente, incluyendo aduanas y fronteras con las que nos podamos encontrar.

También se encargan de dejar constancia en los documentos del contrato de cuáles van a ser las responsabilidades tanto del cliente como del proveedor para que ambas partes no tengan dudas en ningún momento por si sucede algún problema en el transcurso del envío.

Por último, también son los Incoterms los que fijan cuál va a ser el método de transporte a utilizar intentando que este conlleve los menores gastos posibles y, a su vez, también el menor grado de riesgo.

 

Tipos de Incoterms

 

Para determinar cuál es el Incoterm más correcto para usar en nuestra transacción, es muy importante saber cuáles son los Incoterms que existen en la actualidad.

Para clasificarlos, hemos tenido en cuenta si la transacción se realizará mediante cualquier tipo de transporte (para lo que existen seis tipos diferentes de Incoterm) o concretamente mediante transporte marítimo, que es una especificación que cuenta con cuatro tipos propios de Incoterms.

Independientemente del transporte que se utilice, tenemos los siguientes tipos de incoterms:

  • Incoterm EXW o Exworks: El vendedor entrega los productos en fábrica.
  • Incoterm FCA: El vendedor entrega la mercancía indicada a un transportista.
  • Incoterm CPT: El vendedor contrata y paga el transporte de la mercancía hasta donde convenga.
  • Incoterm CIP: El vendedor debe contratar un seguro para transportar los productos.
  • Incoterm DAT: El vendedor deja la mercancía en alguna infraestructura de transportes, como un puerto.
  • Incoterm DAP: El vendedor deja la mercancía en la dirección convenida.
  • Incoterm DDP: El vendedor realiza la entrega generalmente en el almacén del comprador.

Incoterms de transporte marítimo

 

En lo que respecta al transporte marítimo, hay cuatro tipos de Incoterms:

  • Incoterm FAS: El vendedor entrega la mercancía al lado de otro barco
  • Incoterm FOB: El vendedor entrega los productos a bordo del barco
  • Incoterm CFR: El vendedor asume el flete del buque hasta el puerto designado
  • Incoterm CIF: La transacción se realiza contratando también un seguro

A grandes rasgos, estos son los once tipos de Incoterms que existen en la actualidad mientras se siga manteniendo el reglamento actual. No obstante, esto es únicamente un avance sobre sus siglas y lo que significan, pero por supuesto se necesita un análisis mucho más exhaustivo de cada uno de ellos a la hora de saber cuál es el más conveniente para nuestra transacción internacional.

Y es que es muy importante poder delimitar cuáles son las responsabilidades tanto de la parte compradora como de la vendedora, pues ambas son partes activas de la transacción y a ambas les importa la seguridad de las mercancías a transportar.

Por ello, si explicamos todo en nuestros contratos de forma clara e indicamos claramente a qué resposabilidades están sujetas ambas gracias al Incoterm escogido, estaremos facilitando que nuestra logística internacional fluya de una manera mucho más sencilla.

Incoterms: Conoce las reglas del comercio internacional
5 (100%) 2 votos